lunes, 13 de julio de 2015

Vacío y saltemos a el

Solo quería escribirte cosas que ya sabes; como que te echo de menos y no han pasado ni quince minutos desde que te has montado en el autobús que te aleja un poco de mi. Una distancia que creo que va a poder con mis ganas de verte constantes e incansables. 
Te has ido ya y ya quiero que vuelvas a mi cama a que me pidas que te abrace y respire en tu oreja. 
Quiero volver a vivir como si fuéramos mayores y estuviéramos independizadas viviendo juntas. Ojalá pase algún día y las distancias que un autobús pone entre nosotras no rompan todos esos cuentos de hadas que se cuelan por mi ventana hasta mi mente. 
Que si me imagino una vez mas mis dedos recorriendo tus lunares creo que voy a notar como mi corazón me pide que pare... Así que basta. Basta de echarte de menos, que ya van 20 minutos desde que te has ido y esto es una tortura cada vez mayor. No quiero pensar en los próximos días que vienen porque necesito llevarlo bien. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario